Hospedaje gratuito: Peligro para tu negocio en Internet

Muchas personas que son dueñas de pequeñas empresas cuando deciden potenciar sus negocios en Internet, se dejan asesorar por personas que no saben nada de marketing por Internet, y lo que les dicen es que puedes tener tu dominio y hosting gratis.

Cuando hablamos de personas que tienen empresas, e ingresan al mundo de Internet, pues es otra cosa, ahí si que es muy importante tener un propio dominio y un buen hosting de pago. Esto le da más seriedad a tu negocio.

A continuación, incluyo diez riesgos del hospedaje gratuito, que el proveedor de estos servicios, nunca te menciona:

1. Recursos mínimos
El hospedaje gratuito no es altruista, busca ganar dinero y, por tanto, los recursos del servidor están extremadamente limitados para poder compartirlos entre el mayor número de usuarios posible y que así puedan salir las cuentas del negocio.

Es relativamente frecuente que se anuncien características como “espacio ilimitado”. Lo que no dice el proveedor es que, en realidad, se trata de una falacia porque el resto está limitado al máximo, sobre todo, el uso de CPU y memoria, y eso hace que el tráfico que es capaz de aguantar el servidor sea muy reducido.

2. Nula fiabilidad del servicio, caídas frecuentes
Este punto no necesita muchos comentarios, es simplemente una consecuencia del punto anterior. El hospedaje gratuito es obviamente compartido, pero, además, sobrecargado para exprimirlo al máximo, la situación recuerda un poco a las imágenes de los autobuses sobrecargados que se ven a veces en países del tercer mundo. Por tanto, es lógico que haya caídas frecuentes y largas del servicio. Simplemente no puede ser de otro modo porque si no, el modelo de negocio es imposible que funcione.

3. No hay soporte
Cualquier sitio web que vaya más allá de un juguete necesita soporte porque las incidencias ocurren, y ocurren en todos los servicios de hospedaje, sean buenos o malos, muchas veces, además, no por culpa del proveedor de hosting sino por algo que ha hecho mal el cliente en su sitio.

Un servicio bueno se distingue porque cuenta con un soporte bueno (competente) y ágil para que te saque a flote el problema.

En un hospedaje gratuito simplemente no cuentas con ese soporte, no es posible en la práctica (costos), aunque el proveedor lo incluya como parte del servicio te vas a encontrar con que en la práctica no te hacen caso o te remiten a un foro de la “comunidad” en el que será difícil encontrar la ayuda que necesitas para tu problema concreto.

4. Pueden cancelar tu cuenta en cualquier momento
En realidad, este es un derecho que se reserva cualquier proveedor de hospedaje ya que un cliente puede hacer un uso ilícito de sus recursos como montar, por ejemplo, un servidor de spam.

Pero en el hospedaje gratuito es frecuente que se cierren cuentas no por este motivo, sino porque sí, es decir, porque el proveedor se haya quedado escaso de recursos o por cualquier otro motivo del cual no tiene culpa el usuario. Muchas veces se hace sin previo aviso, algo normal en un hospedaje gratuito, así que, en definitiva, hazte a la idea de que no hay garantía de servicio alguna, son las reglas de juego en este tipo de servicios.
Así que esto es otro motivo más por el cual un hosting gratuito es una solución completamente inadecuada para cualquier actividad web profesional o que realmente te resulte importante porque no se puede permitir estas lagunas de servicio.

5. No puedes usar un dominio propio
Generalmente usar un hospedaje gratis implica usar un subdominio del proveedor para tu web. Esto te impide hacer branding en condiciones, ya que el dominio es un elemento de marca, no solamente en la URL de la web, sino también, por ejemplo, en las direcciones del correo electrónico.

6. Riesgo de mala imagen
De alguna manera, la suma de los puntos anteriores confluye en la conclusión de que resulta bastante complicado conciliar una buena imagen con el uso de un hospedaje gratuito.

En cualquier actividad en la que la imagen tenga una mínima importancia la suma de tener no tener tu propio dominio, un servidor lento y que haya caídas frecuentes, te va a perjudicar, más pronto de lo que piensas.

7. No te garantizan velocidad.
En tu ciudad, en otras regiones de tu país o del mundo, tu página puede abrirse muy lento, o quizás simplemente no abrir (Esto también afecta al posicionamiento).

8. No aseguran tu información.
Si pierdes, por ejemplo, tu base de datos, ellos no tienen la obligación de entregarte un respaldo.

9. Overselling,
Con esto me refiero, a que no suelen tener un cupo máximo de sitios web en un solo servidor, lo cual causa caídas continuas e incluso que el mismo servicio de hospedaje gratuito, cierre.

12-ejecutivo-computadora

10. Exceso de publicidad.
Un proveedor gratuito generalmente siempre inserta publicidad de terceros, sin consulta previa, que inutiliza nuestra web, dando un aspecto “casero”.

¿Por qué elegir un hosting de pago?
Te dará mayores y mejores prestaciones a la hora de alojar una web como bases de datos, mayor espacio disponible en disco, control total de tu nombre de dominio, en la mayoría de los casos tráfico mensual ilimitado, tendrán mucho cuidado de no tener spam o virus, copias de seguridad actualizadas, un cpanel de usuario fácil de usar, cuentas de correo con tu nombre de dominio, etc.

shares